Ir al contenido principal

Lobo Velar - Collage





Lobo Velar de Irigoyen (Buenos Aires, 1978) 
Inició su camino como fotógrafo a los 20 años, con una búsqueda continua de lenguajes estéticos a partir de la experimentación y la intervención de sus fotos. Adquirió formación técnica asistiendo a reconocidos fotógrafos y definió un estilo personal a través del collage realizado con placas tomadas en 35mm, dispuestas y organizadas a favor de una realidad nueva y personal. En los últimos años se distinguió en el campo de la fotografía de moda y editorial trabajando para reconocidas marcas locales e internacionales. Expuso sus obras en diversas ferias y galerías locales e internacionales.


"De una escena saco la cantidad de fotos que necesite para el cuadro que quiera completar. Me muevo para encontrar distintos puntos de vista. Trabajo con películas de 35 milímetros y armo bocetos con los contactos. Después hago copias de diferentes tamaños, y genero distintas profundidades, falseo las perspectivas. Me gusta manipular la imagen", explica. Descompone una situación y la fragmenta, e incorpora pintura. Un árbol en la plaza San Martín; se hermana con otro de plaza Alemania. "Recreo situaciones de la fantasía", dice. Cada foto ocupa el lugar de un pixel en la imagen más grande. Hay partes en foco y fuera de foco, y distintas temperaturas color. Imita la manipulación digital, pero con papel, tijera y Plasticola. Un chiste al Photoshop. Su novia es una vieja cámara réflex Nikon. Con la Hasselblad, formato medio, hace fotos experimentales, geometrías bahusianas y documenta su vida privada. "Me sorprendo más con un error interesante que con una toma correcta" -dice-. "Tampoco soy reacio al digital, son herramientas. Uso las dos por igual." Afirmó hace poco en una nota para La Nación Revista


AQUÍ PUEDEN VER SUS OBRAS


AQUÍ LA ENTREVISTA COMPLETA EN LA NACIÓN

Comentarios