Ir al contenido principal

Calles mágicas cubiertas de flores y árboles

Caminar por calles como estas puede ser hipnótico. En vez de ver un cielo azul, se ven rosas, rojos, amarillos, verdes… todos los colores del arcoiris. ¿Quién no querría vivir en una avenida flanqueada de tantos árboles?

También obedecen a razones más prácticas. Aparentemente, estas calles arboladas ayudan a aliviar los problemas urbanos relacionados con el calor, aumentan la evapotranspiración (evaporación y transpiración procedentes de la superficie terrestre) y animan a cualquiera a caminar o ir en bici. ¿No es genial?

1. Molyvos, Isla de Lesbos, Grecia

Fuente: Jay21310

2. Positano, Italia

Fuente: Agnes Alsua

3. Washington DC, Estados Unidos

Fuente: Paul Frederiksen

4. Bonn, Alemania

Fuente: Adas Meliauskas

5. Porto Alegre, Brasil


Fuente: Stephen Messenger

6. Valencia, España

Fuente: visitheworld

7. Cullinan, Sudáfrica

Fuente: Elizabeth Kendall

8. Estocolmo, Suecia

Fuente: Hector Melo

9. Jerez, España

Fuente: Aidan McRae Thomson

10. Nafplio, Grecia

Fuente: meltrips

11. Denver, Estados Unidos

Fuente: Steve Moraco

12. Nafplio, Grecia

Fuente: Wilson Lu

13. Taiwán

Fuente: Sue Hsu

14. Bruselas, Bélgica

Fuente: architectura

15. Spello, Italia

Fuente: Nicoletta

Comentarios

  1. Parece en muchas ocasiones como si de intervención divina se tratase como la naturaleza con un poco de ayuda del hombre se puede convertir en mucho mas que naturaleza, además de los colores y formas, cuanto menos, variopintos, creando un ambiente totalmente diferente al resto de la ciudad, en el que puede uno evadirse del repetitivo aspecto de las calles, como la ilustración correspondiente a Washintong D.C., ademas como bien dices son incluso beneficiosas en cuanto la temperatura por ejemplo.

    Desde mi prisma, en esos lugares donde se dan estas circunstancias y no son de ámbito urbano sino mas bien rural, como pueden ser la primera y la última ilustración, son aún más hermosas, con ese aspecto irregular y tradicional; calles de piedra, paramentos de piedra algunos incluso sin encalar.

    Esto debería de hacernos pensar sobre toda la explotación de urbanismo sin tener en cuenta toda la naturaleza que se destruye, pese a esto, parte de esa naturaleza se podría recuperar con ayuda del hombre, a parte de lo bello que podría resultar plantearse un proyecto a gran escala en una gran ciudad en pos de restar el estrés diario.

    Espero tener la oportunidad de comentar bellas imágenes como esta proximaménte.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Realmente tuve una grata sorpresa con tu comentario. Coincido plenamente con tu idea de repensar el urbanismo. Muchas gracias por tus reflexiones. Un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario