Ir al contenido principal

La Imagen Corporativa ¿Que es y porque la necesitamos?




Jamás te confundirías el logo de Coca Cola con el de Pepsi, incluso si no tiene la palabra que identifique a la marca. No podrías nunca decir que ese auto con el símbolo ovalado es un Chevrolet. Pero…  ¿Por qué sucede esto y como lo podemos utilizar para nuestras propias marcas?

Resultado de imagen para imagen corporativa

Nuestro principal prejuicio por así decirlos, es que la imagen institucional es para grandes marcas y no para nuestra pequeña empresa.  Eso no es correcto, primero porque siempre hay que pensar en grande, no porque hoy tengamos una pequeña empresa mañana no podemos tener una empresa mucho más grande y segundo porque la identificación de marca es esencial para la implementación, por ejemplo, de nuestro logo en distintos soportes.

Para definir cada proceso, me apoyaré en los contenidos de la este informe sobre imagen corporativa de la página MailRelay 

Empecemos por el principio ¿Qué es la imagen corporativa?

La imagen corporativa se refiere a cómo se percibe una empresa. Es decir, todo aquello que representa la significación y valores de una marca

El diseño de la imagen corporativa se refiere al logo, pero también al elemento verbal, al diseño gráfico de sus diferentes elementos, y al componente psicológico que es el encargado de crear un vínculo emocional con el cliente a través de valores culturales compartidos.

 

Es diseñar y definir elementos que representen a la marca y sus valores, y llevar a la empresa un paso más allá en su comunicación.



Resultado de imagen para imagen corporativa

Ahora que tenemos un poco más claro que es el tema de la imagen, pasemos a desglasarla en sus diferentes componentes:

Nombre y Logotipo

El nombre de tu marca es lo primero que debes pensar. Un nombre que identifique no solo el rubro sino también los valores que deseamos transmitir.

Es fundamental trazar un “norte” hacia donde queremos ir y que tenemos que hacer para llegar a ese sitio en nuestra comunicación.

Una herramienta que definimos luego de nuestro nombre será el logo. Un logotipo nos ayuda a representar la marca y todos nuestros valores en un grafico que está ahí cuando nosotros no podamos estar físicamente.

Dicho en otras palabras, el logotipo es nuestra empresa y nuestros valores en forma gráfica que marca nuestra presencia en determinado lugar.

Del logo, también se desprenderán los Colores y las tipografías que queramos usar. Ese logo llevará un determinado tipo de letra y uno o varios colores que identifiquen la marca.

¿Nunca pensaron en la tipografía de Coca Cola o en el verde de Benetton?

Slogan

El slogan no es obligatorio. Podemos o no tener un slogan que defina nuestra marca incluso, a diferencia del nombre y hasta del logo, el slogan lo cambiaremos cada tanto para ir adaptando nuestro modelo de comunicación a distintos escenarios.

Definir un slogan es algo complejo en un comienzo porque deben tenerse en cuenta muchas consideraciones comunicaciones que tal vez en una primera etapa no estén definidas con claridad.

Cuando tengamos todos los elementos reunidos deberíamos compilarlos en un Manual de Imagen Corporativa. Esto nos ayudará a definir estándares de comunicación aquí y en todas partes del mundo.

Pongamos un ejemplo claro. Todos los McDonald del mundo son similares. La Coca Cola tiene el mismo color rojo en todas partes del mundo. Eso se debe a que hay reglas de comunicación que se deben aplicar “a raja tabla” sea  donde sea.

 

Ahora que tenemos más claros todos estos conceptos, debemos pensar en cómo implementarlos.

La comunicación no solo se da en los medios tradicionales (Grafica, radio y TV) sino en el medio de masas como es Internet. La ventaja de Internet por sobre otros medios es la facilidad de acceso. No debemos invertir cantidades enormes de dinero para que nuestra campaña comunicativa sea realmente efectiva.

Web, redes sociales e email marketing son algunas de las opciones que tenemos a disposición para la difusión de nuestros mensajes.

 

Resultado de imagen para email marketing

Nuevamente a través de MailRelay podemos encontrar algunos consejos.

Aplicaciones online: usos adecuados e inadecuados


 

Un elemento muy importante a la hora de trabajar la coherencia, es el ya citado manual de identidad corporativa. En él, se definen los usos adecuados e inadecuados de cada elemento.

En pro de crear una imagen fuerte, coherente y acorde con la personalidad de la empresa, hay que definir qué es lo que está permitido y qué no en el uso de los diferentes elementos de identidad.

Para definir las aplicaciones online, hay que tener en cuenta los diferentes canales que se van a utilizar, como:

 

 

Aunque a priori no se pretenda usar todos los canales, es bueno dejar marcadas las pautas de cómo plasmar la imagen corporativa en cada uno de ellos.

De esta manera, si en el futuro se pone en marcha una nueva estrategia de comunicación, se podrá recurrir al manual para saber cómo aplicarlos.

Definir los usos inadecuados que la empresa no aprueba, evitará que la imagen corporativa se desvirtúe y acabe siendo una mezcla de logos distorsionados, textos en diferentes tonos y mensajes contradictorios.


 
“El Manual de Identidad Corporativa es una pieza indispensable en el branding de una empresa. Cuanto mejor definido esté, más fácil será el trabajo de implementar la imagen en cualquier acción futura.”

Sin embargo, de nada servirá si no transmites estos valores a tus empleados o colaboradores. Por muy claro que tú lo tengas, si no les marcas a ellos las pautas, podrán utilizar la imagen corporativa de manera errónea (aunque sea de buena fe).

La imagen corporativa de una empresa es lo que la va a diferenciar de la competencia en una primera toma de contacto.

Además, invertir en ella es la mejor manera de atraer al público objetivo y lograr fidelizarlo. Así que, no lo olvides y dale la importancia que merece.

 

*Para la redacción de este post se utilizó información creada por Teresa Alba de diseñocreativo.com

Comentarios