Ir al contenido principal

Nueva vida para viejos cepillos que nadie miraría dos veces

Simon Brown es un artista del fieltrado con aguja que vive en un pequeño pueblo de la costa de Northumbria en Reino Unido, rodeado de castillos, gatos y mucho té.
Se dedica a encontrar cepillos que han sido muy usados y nadie miraría dos veces, y los devuelve a la vida con pequeños animales hechos con lana, creando obras caprichosas llenas de vida, curiosidad y peligro.
Más información en: Instagram




Comentarios