Ir al contenido principal

El catalán que descubrió el filete y lo convirtió en un arte


"No lo pinto, sólo un porteño lo puede hacer", dice el pintor Nicolás Rubió que, a fines del 60, comprendió que había arte en esos firuletes que decoraban carros y camiones; hoy el filete podría ser patrimonio de la humanidad


Por Verónica Dema  | LA NACION


El respaldar de madera de su cama grande luce voluptuoso con esos firuletes y ornatos que culminan en flores pintadas en esmalte sintético brillante. Y como para darle un marco acorde, a ella la rodean una decena de pequeños camiones fileteados exhibidos en una repisa que bordea la habitación matrimonial que el pintor Nicolás Rubió, fan número uno de este arte porteño, compartió por cuarenta y siete años con la escultora Esther Barugel. "Soy el primer admirador del filete, aunque no lo pinto; sólo un porteño lo puede hacer", dice.


Rubió promete mostrar su casa, recorrerla, como si ésa fuera la mejor forma de ir pintando su historia, aquella que empieza en una España amenazada por la Guerra Civil, que sigue con su infancia en Vielles, un pueblo de una veintena de casas al sur de Francia, hasta que a los 20 años emigra con sus hermanos a la Argentina, donde estudia pintura, un arte que venía ensayando en cuadernos -algunos de los cuales conserva y muestra- desde que era un niño.

El filete es el arte que pasó más rápidamente del gallinero al museo


Uno de sus primeros amores en este país del que no conocía ni su idioma, fue ese arte originalísimo que él veía rodar en carros y camiones, sobre todo cerca de los mercados porteños de 1950. Una de las mayores sorpresas para él era que estas carrocerías decoradas parecían invisibles a la cultura urbana y a los entendidos de arte. Uno de sus mayores desafíos fue una cruzada en la que lo acompañó su esposa: llevar esas pintorescas tablas a una exposición en una galería de arte. "El filete es el arte que pasó más rápidamente del gallinero al museo", dice. Y no exagera: tiene anécdotas de cómo rescató tablas del fondo de los patios para exhibirlas en la galería Wildenstein, la única que aceptó esa "locura" que ellos proponían.

1763572-el-catalan-que-descubrio-el-filete-y-lo-convirtio-en-un-arte


Video: Nicolás Rubió, el catalán más fanático del filete




En el patio frontal de su casa el sonido del agua que cae recuerda un arroyo de montaña. Es una escultura de hierro de su mujer, una de las tantas que se exponen en este hogar con aires de museo. A las tres de la tarde, el sol del verano no se filtra en estos salones sobrecargados de objetos. Rubio se encamina hacia un pasillo, pasa frente a una casa de muñecas "para señoras", aclara, que fabricó él. Y entra a otra habitación pequeña. En cada pieza los cuadros se cuentan por decenas, tapizan las paredes pero, también, se apoyan unos en otros en el piso, sobre los muebles, algunos tapan las ventanas, incluso. El va señalando. "Este es mío, es del pueblito. Yo frente a los bueyes", dice. En un cuadro de grandes dimensiones se ven animales bajando de un cerro, siguen a un pastor. Calcula que tiene unos 700 óleos suyos sobre el tema.

Sigue caminando. Su intrincada casa revela más esculturas de su mujer, esta vez con troncos de árboles. "Fue una gran artista, no reconocida, pero la mejor de la Argentina", asegura. Lo dice varias veces mientras recorre su santuario de pinturas y objetos exóticos. Cada tanto, algún banquito fileteado, algunas tablas pintadas por los grandes de este arte, como León Untroib, los Brunetti, Carlos Carboni.

Gran parte de la colección de tablas fileteadas que fueron cosechando a lo largo de los años con su compañera, está en el Bar del Filete. Para ellos, un modo de militar por este arte callejero fue donar al gobierno de la Ciudad estas piezas que habían ido encontrando, comprando, recibiendo como regalo.

Otra escultura, en un nuevo recoveco: dos que se besan en madera. "Lo que tiene de bueno es que con sus esculturas ella contó la historia de la humanidad", dice. Y sigue andando. En un pasillo aparecen más carritos fileteados, del estilo de los que decoran la habitación matrimonial. "Regalo de Brunetti", dice. Cerca, un banquito también con ribetes con flores y unos barcos en miniatura, también fileteados. Se ven firuletes en las ventanas, en bandejas, en los carteles que cuelgan en las puertas. En uno se lee "taller"; lo atraviesa; allí pinta cada mañana.

Invita un café antes de seguir conversando. Allí una ventana entreabierta filtra el canto de los pájaros en esta zona de San Isidro. "Hay uno que está enamorado de él mismo, se toma selfies", dice Rubió. Cuenta que a las 6 de la mañana empieza a picotear contra el vidrio. En la habitación hay un tablero repleto de pinturas, un trapo sucio, pinceles en agua y un banquito; más allá, dos sillones. Varias tablas fileteadas, como decoración.

 



Nicolás Rubió conserva pequeños camiones fileteados, que decoran su casa.  Foto:  Archivo  / Nicolás Rubió

Foto 1 de 10


- ¿Cómo descubrió el arte del filete?

- Hice al revés de todos. Los argentinos están ocupados en tratar de acercarse al arte europeo. Cuando ví el primer filete en un camión cerca de casa di la vuelta al camión y dije: '¿De dónde viene esta decoración?'. Fui preguntando y me decían que no tenía ningún interés, que era obra de fileteros. Mucho después de eso estábamos con mi mujer en una reunión con artistas y uno de ellos, director de escuela de Bellas Artes, dijo que en la Argentina no había nada, que por eso se copiaba de afuera. Dije: 'No estoy de acuerdo'. Hablé del filete. Me contestaron que era una basura, que no le interesaba a nadie. A la salida, le dije a mi mujer que teníamos que hacer un homenaje a los fileteadores, como supimos que se llamaban. Nada de fileteros.

Hablé del filete. Me contestaron que era una basura, que no le interesaba a nadie. A la salida, le dije a mi mujer que teníamos que hacer un homenaje a los fileteadores


- ¿Cómo fue ese proceso?

- Empezamos una campaña: fuimos a varias galerías para ver si nos permitían hacer una exposición. Todos nos dijeron que no, que los fileteadores eran una manga de locos. De golpe, en la galería Wildenstein nos preguntaron: '¿Qué es el filete?' Le dije: 'La pintura que circula en los carros, en camiones, eso es'. Le dije que había que hacer una investigación, encontrar tablas viejas. Nos dio el visto bueno para hacerlo. Y nos pidió que no lo habláramos con nadie para que no nos robaran la idea.

El catalán se ríe cuando recuerda la ingenuidad de Lupo Stein, a cargo de la galería. Ellos sabían que nadie creía en esta manifestación cultural como algo que valiera la pena. Con el visto bueno, había que ponerse a trabajar. Ahora, ya pasados 45 años de aquella primera exposición, dice varias veces: "Si no estoy yo, el filete se muere". Se siente una especie de padrino de este arte popular.

 
Nicolás Rubió, pintor. Foto: LA NACION / Sebastián Rodeiro

 

En ese momento, Rubió y Barugel trabajaron más que en sus propias obras. Había que encontrar a los fileteadores, que no conocían salvo por lo que iban fotografiando en las calles de Buenos Aires. No existía Internet ni Google para ellos. Había que seguir recorriendo, registrando, entrevistando.

"Un día en Belgrano R vimos un camión muy bien fileteado y el camionero, un tano, nos dijo: '¿Les gusta? Lo hice en calle tal'. Me habló de León. Luego dijo que León y Carboni eran los sagrados". Así fueron conociendo a los grandes. En ese momento había unos doce; hoy son 250, calcula para hablar de una especie de auge del filete. "los turistas vienen de distintos lugares del mundo a buscar objetos fileteados, esto es algo único que estaba a la vista y nadie veía", dice.

Los turistas vienen de distintos lugares del mundo a buscar objetos fileteados, esto es algo único que estaba a la vista y nadie veía


Recuerda que por entonces hablaron con León, Carboni y con los demás. Siete de ellos aceptaron filetear tablas para exponerlas. La exposición se concretó el 11 de septiembre de 1970, con una gran concurrencia de público y buenas críticas de la prensa. "A partir de esa exposición fue cambiando poco a poco la mirada sobre el filete. Era el principio de una batalla ganada", dice.

Fue un trabajo arduo el de ganarse la confianza de artistas en los que nadie se había fijado nunca. "Supimos que los dibujos venían de la gráfica de los billetes argentinos, que el dragón fue rescatado por Carboni de una mayólica del subte, nos contaron que había tres temas: el caballo, Gardel y la Virgen de Luján, nos enteramos que los fileteadores no le daban importancia a las leyendas que acompañan los dibujos", dice. "Había frases delanteras en los carros y otras por detrás. Era un diálogo con la ciudad".

- ¿Por qué dice que un filete debe ser hecho por un porteño?

- El porteño es sentimental, mucho más que el español. Le gusta la belleza. Una vez me dijo un camionero en la calle: '¿Vos sabés lo que es un filete?' Pasaba una chica por la vereda y respondió él mismo: 'Esto es un filete'. Es decir, hay un romanticismo en el filete, en esas curvas, en esas flores.

Esta manifestación artística no paró de crecer desde aquella primera exhibición en una galería de arte. Ese recorrido por los vericuetos del lenguaje del filete quedó plasmado en el libro Los maestros fileteadores de Buenos Aires, que Rubió llama la biblia del filete; se conformó la Asociación de Fileteadores; se realizan congresos anuales donde se intercambian experiencias entre maestros; existe un museo y un bar tributo al filete. Este año, el filete porteño podría convertirse en patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

"Creo que lo van a lograr", dice sobre el final del encuentro el fanático número uno del filete, alguien que vio lo que nadie veía. Como dicen los italianos: un lunghi miranti, un visionario..

El filete porteño, patrimonio de la humanidad


El presidente de la Asociación de Fileteadores, Fernando 'Memo' Caviglia, dijo a LA NACION que trabajan desde la organización que dirige, junto al equipo de la dirección general de Patrimonio e Instituto Histórico de la Ciudad, para la presentación formal del filete porteño como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, un reconocimiento que otorga la Unesco. Comentó que se realizaron varias reuniones para definir los conceptos y el material informativo, se recopilaron documentos fotográficos, entre otros requisitos. Para llegar al reconocimiento se debe pasar por varias etapas y el filete porteño es la única de las presentaciones argentinas que se mantiene en pie. Este año se espera un dictamen favorable. "El filete porteño es un arte muy nuestro y muy ligado a nuestras raíces, pero también muy olvidado y, a veces, ignorado", dijo Caviglia. Cree que esta es una oportunidad de reivindicación histórica.



Entradas más populares de este blog

¿Por qué necesitan regalos de marca y cómo funciona?

Los regalos empresariales deben ser originales, útiles, elegantes, provisto de buen diseño, duraderos.

x
Podemos hacer una distinción de distintos tipos de regalos empresariales
Regalos institucionales. Son regalos que hacen a los altos cargos de las empresas o instituciones y representan siempre una ocasión especial. Se debe pensar en la persona a la que va a dedicar este regalo y valorar sus gustos o la ocasión por la que se regala.
Regalos corporativos. Deben llevar la imagen corporativa, pero de una forma discreta y elegante. La principal motivación debe ser el que nos recuerden, pero no debe convertirse en un elemento publicitario.
Regalos internos. Son aquellos que las empresas dirigen a sus empleados y con motivo de diferentes ocasiones, como por ejemplo: jubilaciones, nacimiento de los hijos, matrimonio, etc.
Regalos promocionales. Se utilizan de forma generalizada y principalmente cuando la empresa asiste a ferias, congresos, exposiciones, visitas de grupos a la organización.
Una ve…

Un par de manos gigantes emergen de las colinas de Vietnam para sostener este nuevo e impresionante puente

Este puente en Vietnam está dejando alucinados a los visitantes con su elegante diseño





Image credits: newsexaminer
Parece que es sostenido por dos enormes manos de piedra




Image credits: tournesoul.me
Conocido como el Puente Dorado, se encuentra a 1400 metros sobre el nivel del mar, en las colinas Ba Na





Image credits: newsexaminer
El puente es totalmente nuevo, abrió al público el pasado Junio





Image credits: smashpop
Ofrece majestuosas vistas del campo que lo rodea





Image credits: liyinni_jenny
La pasarela dorada tiene lobelias moradas





Image credits: newsexaminer
Y se extiende 150 metros




Image credits: reviewdanang
Su elegante diseño es curvo




Image credits: newsexaminer
Pero lo más alucinante son las enormes manos esculpidas




Image credits: jo0osephine
Vietnam ha experimentado un boom turístico




Image credits: psyajh1004
Cada vez más y más gente descubre la belleza de este país




Image credits: _catricorn_
La estructura es parte de una inversión de $2 billones





Image credits: _nna.1001_
Para que la zona…

Directores de cine ilustrados

Fuente: NoMeToquesLasHelveticas.com Germán González es un ilustrador Colombiano freelance que ha trabajado para los sectores de la moda, música e industria editorial sus principales clientes han sido Adobe y revistas como Air Berlin, Hohe o Luft Magazine.

En su portfolio de Behance podéis ver que es bastante prolífico y sus trabajo tienen un altísimo nivel, ha ilustrado a multitud de personajes famosos como artistas o actores.

Film Directors es una serie de ilustraciones, encargadas por la revista Bakánica (os recomiendo que le echéis un vistazo al artículo) en las que representa a seis directores de cine, en ellas Germán los caracteriza como personajes de sus más importantes películas.

Así pues a George Lucas lo uniforma como un piloto de Star Wars y lo rodea de sables y naves. A Tarantino le rebana un trozo de sesera con la característica espada samurai y haciendo alusión a lo gore de sus películas. Steven Spielberg lo viste como a Indiana Jones y hace referencias a sus obras mastras c…

Cellograffiti. Spray sobre envoltorio plástico en el bosque por Evgeny Ches

Evgeny Ches, un artista contemporáneo y graffitero procedente de Moscú, Rusia. A esta técnica que uso la ha llamado Cellograffiti, y básicamente consiste en pintar en envoltorio plástico en vez de hacerlo sobre paredes u otras superficies. Aquí tenéis algunas de las obras que ha hecho de animales en el bosque. Más información en: Facebook | Instagram.com

Dale Que Sale... la despenalización.

Ahora y más que nunca... Dale Que Sale... la despenalización.

Olga Kamenetskaya les quita el maquillaje a las muñecas para repintarlas

Olga Kamenetskaya crea preciosas muñecas que casi parecen reales, es una artista ucrania que comenzó a repintar muñecas como hobby, pero luego se convirtió en su profesión. Usa muñecas famosas, como Barbies y Monster High,  y las convierte en muñecas únicas y totalmente nuevas. Más información en: Etsy | Instagram (via)



Ilusiones ópticas narrativas por Rob Gonsalves

El artista canadiense  Robert Gonsalves  explora historias infantiles de asombro a través de sus pinturas surrealistas, capturando miradas de sus sueños internos a través de ilusiones ópticas de doble escena. 



Las obras expresan tanto lo real como lo imaginativo, pintando un espacio donde se puede explorar más allá de los límites físicos. 



En sus piezas inspiradas en la obra de MC Escher y Magritte, los sujetos descubren jardines secretos escondidos en las alfombras, bosques justo más allá de la frontera de los salones y castillos en lagunas brumosas. Puede ver más de las pinturas de Gonsalves en Facebook . 




National Geographic anuncia las 21 mejores fotos de viajes de 2017

Los ganadores del concurso de fotos de viajes de National Geographic ya están aquí, y es hora de verlos. Esta competición anual resalta la diversidad de nuestro planeta a través de sus maravillas naturales y sus habitantes y los triunfadores de este año son tan inspiradores como los del anterior. Los jueces revisaron las más de 15.000 fotos que participaron, procedentes de viajeros de todo el mundo, y repartieron los premios en 3 categorías: naturaleza, gente y ciudades. El gran premio fue para Sergio Tapiro Velasco, de México, por su cautivadora imágen de un relámpago sobre la nube de ceniza de un volcán. También consiguió el primer lugar en la categoría de Naturaleza. En Ciudades, el ganador fue Norbert Fritz, de Hungría, por "Niveles de lectura", y en Gente, triunfó F. Dilek Uyar de Turquía, por "Alabanza". Los primeros premios reciben respectivamente 2500$, 750$ los segundos y 500$ los terceros. Sergio, que consiguió el gran premio, también recibió un viaje a …

Palomas por Adele Renault

La artista Adele Renault pinta retratos realistas de la paloma común, a menudo destacando ejemplos reales de palomas cuyas historias son cualquier cosa menos ordinarias. Este año ella pintó un mural de " Baby Girl ", una paloma de Nueva Jersey que ganó una carrera de 366 millas 19 minutos por delante de los otros concursantes con plumas. Hace unos años, dedicó una serie de pinturas más pequeñas a "Camp", una paloma adoptada por una pareja de Chicago después de encontrar su huevo en la mesa de la cocina.