Guerra de Post it

Sin los postits estaríamos sumidos en el caos, nadie recordaría nada, ni podrían convertir las paredes de sus oficinas en murales, no podrían dejar notas pasivo-agresivas en los frigoríficos, ni se podrían tener guerras como esta que hubo recientemente en Nueva York.

Todo comenzó de forma inocente. Una empleada de Harrison & Star escribió un simple “hola” con postits en la ventana y esperó a que alguien respondiera. Y lo hicieron, pusieron “qué pasa”. Hasta ahí, todo muy civilizado, pero es que no acabó la cosa. Ambos edificios albergan un buen número de agencias creativas y de marketing, y los trabajadores, tan creativos ellos, no pudieron resistirse. Pronto las ventanas estuvieron llenas de mensajes divertidos y dibujos. Pero como descubriréis si seguís leyendo, todo acabó de forma devastadora e inesperada…

(via: twisted sifter)

Todo comenzó con un inocente “Hola” en la 6ª planta del 75 de la calle Varick en Nueva York



Créditos de la imagen: @freshasthedayshewasborn

Pronto, “qué pasa” apareció en el edificio de enfrente



Créditos de la imagen: @Vinvox

Ambos edificios albergan un buen número de agencias creativas y de marketing, y al final se convirtió en una GUERRA



Créditos de la imagen: u/craftBK

Las ventanas empezaron a llenarse de imágenes divertidas y mensajes



Créditos de la imagen: Mike Segar

Alguien hizo un icono de Snapchat



Créditos de la imagen: Mike Segar

Otros le pusieron más imaginación



Créditos de la imagen: @gloddy

¡Hasta hubo Angry Birds!



Créditos de la imagen: Mike Segar

Los fabricantes de postits 3M se unieron a la guerra proporcionando munición gratis (más postits)



Créditos de la imagen: Mike Segar

Cuanto más creativa se volvía la guerra, menos claro estaba quién ganaría



Créditos de la imagen: @kBostley

¡Ni Spiderman podía detenerlo!



Créditos de la imagen: Mike Segar

Sin más opciones, Havas Worldwide acabó la guerra dejando caer un micrófono. Los empleados se quedaron hasta tarde con pizza y cervezas para crear este espectacular final



Créditos de la imagen: freshasthedayshewasborn

Por desgracia, la batalla terminó a causa de los gerentes de los edificios, quienes ordenaron a todos los participantes que lo quitaran todo y lo dejaran limpio el fin de semana. Aguafiestas.

Comentarios