Ir al contenido principal

La superficie del lago Michigan se rompe en millones de trozos de hielo y el resultado es surrealista





El vórtice polar ha mantenido congelado el lago Michigan durante la mayor parte del invierno. Por ejemplo, en Chicago se llegaron a alcanzar -30ºC, lo que causó que se formaran repisas de hielo en el lago, al chocar las olas sobre pilas de hielo ya formadas. La primavera trae más calor a la zona, destruyendo el hielo y convirtiendo la región en algo mágico.







El agua que se mueve bajo el hielo empuja las capas hacia la superficie, rompiéndolas de forma hipnótica, que se se pueden ver desde el muelle de South Haven. Y aunque a la gente le encanta hacer fotos de este fenómeno, los guardacostas no quieren que nadie se acerque, ya que es peligrorso caminar o subirse a esta inestable superficie. “Ningún hielo es seguro, sobre todo en esta época del año. Se está deteriorando y rompiendo,” dijo el jefe guardacostas Grant Heffner a Mlive.





No es la primera vez que la Madre Naturaleza juega con el lago Michigan. Los fotógrafos llevan años acudiendo aquí.



Image credits: Gunner’s Pixs



Image credits: Greg VandeLeest



Image credits: Gunner’s Pixs

El lago Michigan es uno de los 5 Grandes Lagos de Norteamérica, y el único enteramente situado dentro de EEUU. Los otros 4 los tiene que compartir con Canadá. Es el 2º mayor en volumen (4,900 km3) y el tercero por superficie (58,030 km2) tras el lago Superior y el lago Huron.



Image credits: Marit & Toomas Hinnosaar



Image credits: Konstantin Papushin

Se cree que los primeros que habitaron la región fueron los indios Hopewell. Su cultura declinó tras el año 800 y durante los próximos cientos de años, la zona fue el hogar de los llamados indios silvícolas tardíos. Ahora viven casi 12 millones de personas en las orillas del lago Michigan, sobre todo en las zonas metroolitanas de Chicago y Milwaukee.



Image credits: Gunner’s Pixs



Image credits: Kate Ter Haar